(c)- prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin la autorización expresa de su autor- Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.



Para ver las fotografías en mayor tamaño sólo tienes que clickar sobre ellas.

domingo, 28 de junio de 2009

Monumento a Alfonso III.

Se encuentra en la plaza de la Conquista, y fue esculpido en 1950 por el escultor Frederic Marésen, en memoria del rey Alfonso III de Aragón, que conquistó la isla de Menorca a los musulmanes en 1287. Alfonso III de Aragón, preparó la expedición para tomar la isla de Menorca al almojarife (reyezuelo) Abû’Umar. Así, en las Cortes celebradas en Huesca el 18 de octubre de 1286 convocó a sus súbditos en Salou para desde allí partir a la conquista de la isla. Menorca había sido tradicionalmente vasallo de Aragón desde tiempos de Jaime I (1232), pero el rey de la isla fue acusado de aliarse con Túnez e indirectamente con Francia y de dar apoyo a diversas plazas norteafricanas, además de haberse convertido en un refugio de piratas que entorpecían el comercio.
El 22 de noviembre salieron las naves que hicieron escala en Mallorca, donde permanecieron hasta después de Navidad. Las fuerzas -que se calcula que tomaron parte en la expedición- contaban con unos 20.000 hombres y más de 100 naves catalanas, aragonesas y sicilianas. Arribaron al puerto de Mahón el 5 de enero de 1287, pero las tropas cristianas no desembarcaron hasta el 17 del mismo mes, día en que actualmente se celebra el día de Menorca. Aunque las tropas musulmanas opusieron resistencia, se vieron forzadas a replegarse al castillo de Sent Agáyz (Santa Águeda) y a pedir la rendición.

El 21 de enero se firmaron los Pactos de Sent Agáyz, por los que los habitantes de la isla pasaban a ser esclavos del rey de Aragón y todos sus bienes, excepto las ropas, incautados a menos que pagaran siete doblas y media de oro en el plazo de seis meses. Los que no pudieron pagar fueron vendidos como esclavos en mercados del norte de África, como Bugía o Trípoli. Al rey Abû’Umar se le permitió abandonar la isla hacia Berbería con 200 familiares o allegados, además de su biblioteca, los restos mortales de su padre Said Ibn Hakam, cincuenta espadas y ajuar para el viaje. La isla quedó despoblada, sus tierras fueron repartidas entre la nobleza y la repoblación corrió a cargo de catalanes. Permaneció en Ciudadela durante 45 días, donde dictó las directrices para el gobierno de la isla y mandó construir la Iglesia Catedral sobre la antigua mezquita, aunque su construcción empezó alrededor de 1300 cuando Alfonso III ya había fallecido.

20 comentarios:

Jota Ele dijo...

Buenas fotos, Toni. Y, sobre todo, muchas gracias por enriquecer nuestra cultura histórica.

Un saludo.

Ángel Corrochano dijo...

Me gusta pasear por las fotos de tus entradas y empaparme de esa luz tan especial que tenéis allí. Hace ya bastante tiempo que pasé un més de agosto en Menorca, y viendo estas fotos el cuerpo me está pidiendo volver ... en estos casos es mejor oir lo que nuestro cuerpo nos dice.

Un abrazo

carlota. dijo...

Me gustan las fotos y la historia que siempre ilustras en tus entradas .

Besos.

Vesa Andrei Bogdan dijo...

very beautiful city. I have a picture too in that place.

Mª Angeles y Jose dijo...

Muy buenas fotos.
En los blog aprendemos de todo , esta vez nos toco una clase magistral de historia.
Muchas gracias, se agradece.
Buen trabajo.
Saludos.

Yelokehay! dijo...

La primera fotografía de la sería tiene unos tonos muy chulos! Habrá que visitar alguna vez ese rincon.

Gisela dijo...

muy bonitas tus fotos

y interesante lo que escribis


un besico

anitta dijo...

muy chulo el post , las fotos y el detallazo de la historia
me gusta esos tonos amarillos y los reflejos en las paredes de las luces y sombras

@ngel dijo...

Muchas gracias Toni, por tu clase de historia.
Muy interesante.
Saludos.

Javier dijo...

Hoy ha vuelto encantado de tus islas un compañero de trabajo. Me he acordado de tu blog y se lo he recomendado para que calme la peno de haber vuelto.

Estupendas fotos, como siempre y muy bien acompañadas con las palabras.

Un abrazo.

perecedero dijo...

Pues me gustó la historia de la escultura, la verdad mas ganas me dan aún de poder viajar y conocer todos esos lugares.Pues muchas gracias por ser el primer seguidor de mi blog fotográfico.Un abrazo a la distanciay espero seguir leyendolo!

montse dijo...

Molt bones imatges de color i de joc d'ombres.I a més molt ben acompanyades de toda la història que ens expliques.
Salut.

Miguel Angel dijo...

Has reflejado unos tonos magníficos en esta primera toma. Me trae buenos recuerdos el ver fotos de esa querida isla hermana, ya que disfrute viviendo allí durante un tiempo.
un saludo

Andres Vargas dijo...

Fotos maravillosas!!

Estercity dijo...

Viviendo en Menorca , la fotografia tiene que ser un vicio.
He de confesar que no la conozco pero la pongo en mi lista de destinos

cascarilleiro dijo...

Todo un libro abierto,verdaderamente buenas fotos y una gran clase de historia.

Saludos.

don fernando dijo...

Muy buen reportaje para ampliar conocimientos cualquiera que lo lea y deleitarse aquel/aquella que lo vea.
Gracias por tu comentario en "fmimaxes" , viniendo de un experto como tú es un gran honor. Saludos

FranCreaciones dijo...

Muy buen blog y Bonitas fotos.
Un saludo desde el levante peninsular.

Araceli dijo...

Quina entrada més genial. Sempre ens quedem amb la conquesta de Mallorca i en oblidem de Menorca, una illa-caixa de sorpreses. Molt interessant. A part, calia reivindicar la figura d'alfons III.

Paco dijo...

muy buenas... y en especial el texto que acompaña.


saludos