(c)- prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin la autorización expresa de su autor- Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.



Para ver las fotografías en mayor tamaño sólo tienes que clickar sobre ellas.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Descubrimiento.

Una investigación desarrollada por científicos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Michigan y publicada en el último número de 'Psychological Science' ha demostrado que caminar por el campo, tanto con calor como con frío, o incluso ver fotografías de la naturaleza puede ayudar a mejorar la memoria y la atención.


Los investigadores descubrieron que la memoria y la atención mejoran "en un 20 por ciento" después de una hora de interacción con la naturaleza, simplemente dando un paseo en un parque o por el campo. A su juicio, este descubrimiento puede ayudar a personas que padecen de fatiga mental.
Asimismo, el trabajo ha demostrado que interactuar con la naturaleza disminuye el tiempo de recuperación de pacientes de cáncer, mejora la memoria y también la atención.
Interactuar con la naturaleza puede tener "efectos similares a la meditación".

6 comentarios:

Noemi dijo...

Pues no me extraña... yo creo que he notado muchos cambios en mi desde que voy bastante al campo, no solo fisicamente sino animicamente... El campo es una terapia muy buena y mas gente deberia probarlo...

Besos!

Abi E. dijo...

Hola Toni, entonces yo estoy tranquilo, tendré una memoria de elefante y el cáncer me pasara de lado.
Me acabas de dar una alegria.

Un abrazo

luis dijo...

Un descubrimiento que mejore la calidad de vida siempre debe ser acogido con esperanza y alegría.
Unas imágenes que desde luego, ayudan a relajar la mirada y por tanto el espíritu.
Gracias y un saludo amigo Toni

consuelo dijo...

Ben interesant Toni!!!

Juan Carlos dijo...

Bueno, bueno... eso sí que está bien, con lo que a mi me gusta pasear por el campo y hacerle fotos.

Saludos.

Beatriz dijo...

precioso campo
también para abrir el alma
saludos desde Barcelona